Buscar
  • Canaco Servytur Guaymas

¡Ya se armó el escándalo!, ahora por la CFE


Alicia Salgado

En materia energética, el presidente López Obrador está cumpliendo a pie juntillas lo que dijo antes, durante y después de la campaña: se revertiría lo que considera “privatización de la energía”, pero siempre ha moderado las arbitrariedades al indicar que “se respetarían los contratos firmados”.


El 29 de abril, usando de pretexto la pandemia de COVID-19, las decisiones del Consejo General de Seguridad y una baja en la demanda eléctrica industrial y comercial por el confinamiento, el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), que dirige Alfonso Morcos, publicó un “Acuerdo” que ha permitido violar los contratos existentes al exigir a los generadores intermitentes instalados y con compromisos de entrega de energía al sector privado que bajen la carga y, por el otro, suspende de forma arbitraria e indefinida la realización de pruebas de plantas que están listas para entrar en operación y anula todo proyecto de interconexión futura de plantas eólicas y solares.


Según el acuerdo del Cenace, supuestamente busca garantizar eficiencia, calidad, confiabilidad, continuidad y seguridad en el Sistema Eléctrico Nacional, pero la realidad es que la CFE ha ido perdiendo terreno en el frente judicial con las generadoras de energía limpia e intermitente, porque ningún proyecto fue construido sin contar con el permiso de la CFE (no en tiempos de Manuel Bartlett, sino antes) y los contratos de interconexión suscritos con el Cenace sólo se concretan cuando la primera autorizó.


¿Por qué la arbitrariedad?, ¿por qué exigir el fin de semana pasado a todos los de viento y sol que bajen potencia? Pues porque la CFE necesita usar producto de Pemex, que dirige Octavio Romero, para que la otra empresa del Estado no tenga que suspender el refino ante dos realidades: 1) la energía limpia es 30% más barata y, 2), la energía que le están obligando a consumir a CFE es combustóleo. De hecho, se comenta que en ciclos combinados están bajando también el consumo de gas. Los generadores van a demandar, como lo hicieron contra la CFE y la CRE al cancelar los CEL, y dado que el formato que usaron no es legalmente válido, es probable que los juzgados vuelvan a conceder suspensión, como ha ocurrido en el caso de los CEL.


El otro problema lo tendrán con los consumidores, porque los independientes tienen contratos firmados con cadenas comerciales y plantas industriales que, en sus compromisos públicos, se han obligado a cumplir con los porcentajes de energía limpia,

Y, por último, no cabe duda que los análisis de energía se realizan sin ver la carambola de tres bandas completa, porque al inducir una baja en los ingresos de estas empresas de generación intermitente, en funciones o por entrar en operación, tendrán que acudir a la cláusula de fuerza mayor e incumplir también en sus créditos con Banobras, CFE y Nafin, que acumulan cerca de 8,000 millones de dólares en créditos, y otro tanto de la banca comercial nacional e internacional.


Así es que, del balance energético no calculado, se irán a la inevitable moratoria.

Y, por último, de verdad que me está resultando muy difícil creer lo que hará el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, porque producir con diesel y combustóleo le sube el costo a la CFE y, sin lugar a dudas, le dará un buen tirón a las finanzas públicas, con el pretexto de subir el subsidio de electricidad en el sector residencial, porque no creo que ni la CFE ni Pemex apechuguen la pérdida.


Imagine lo que hicieron. Tiene una planta de 200 millones de dólares construida y le dicen que le baje a la generación y, en otra, que no se puede conectar. Es como si usted hubiera comprado el terreno, le dieron todas las autorizaciones para construir, lo hizo, y ahora le salen con que no le ponen el contrato de luz. Una decisión que alcanza niveles de escándalo por las enormes pérdidas operativas que tendrán estos negocios y el sistema financiero.


Hay quien dice que la intención también es que los bancos públicos ejecuten las garantías subyacentes, provocando la estatización de gasto de estos activos, que son coinversiones de empresas nacionales y multinacionales. Lo que no se sabe es si esto se hizo a espaldas de la SHCP o si es con su complicidad.


fuente: https://www.dineroenimagen.com/

06/05/20  (12:45).



3 vistas

©2020 CANACO SERVYTUR GUAYMAS.