Buscar
  • Canaco Servytur Guaymas

La maldición de Cornershop

Cornershop no puede aprovechar la bonanza que vive el comercio electrónico de productos de supermercado porque los reguladores de México no se ponen de acuerdo para autorizar la compra por parte de Uber y que así la empresa cuente con el financiamiento anunciado desde 2019.

Parece que Cornershop padece una maldición. Primero, a la startup chilena le impidieron ser comprada por el gigante minorista Walmart y ahora se ha quedado en pausa la inversión que anunció Uber en la compañía hasta que se resuelva quién es la autoridad competente para decidir si se autoriza esta concentración, si es la Cofece o el IFT. Este conflicto podría costarle a Cornershop la capacidad de escalar su oferta en un momento en el que el comercio electrónico de productos de supermercado está teniendo una explosión entre muchos mexicanos debido a la emergencia sanitaria por el coronavirus.


Uber y Cornershop anunciaron a la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) su intención de concentrarse en octubre del 2019. Menos de un mes después, el regulador de las telecomunicaciones, el Instituto Federal de Telecomunicaciones manifestó a la Cofece su intención de atraer el análisis de dicha concentración. La Cofece remató la discusión arguyendo que el asunto se resolvería en tribunales, lo que consta en el expediente 4/2019 del Consejo de la Judicatura Federal publicado el 22 de noviembre del 2019.


Ambos fundadores de Cornershop, el chileno Daniel Undurraga y el sueco Oskar Hjertonsson, han expresado en Twitter su inconformidad y su frustración ante la tardanza de las autoridades mexicanas, en un momento en el que el consumo de productos de supermercado ha crecido a doble dígito durante cada semana desde que se anunció el primer caso de Covid-19 en México, con un acumulado de 90% en este periodo, según un estudio de la AMVO.


El 21 de marzo pasado, Hjertonsson aseguró que Cornershop México estaba orgulloso de estar trabajando de forma más intensa por tercer fin de semana consecutivo con el fin de soportar el incremento en la entrega de comestibles, "aunque estamos luchando por no tener suficientes recursos". El actual CEO de Cornershop México y Chile recordó a su vez el anuncio sobre la inversión de Uber y añadió que antes de recibir esta inyección primero debía resolverse el conflicto entre el IFT y la Cofece, por lo que se dijo frustrado debido a que la compañía sólo cuenta con “nueve meses de efectivo en el banco” y a que en ese momento, su equipo y repartidores (Shoppers) estaban teniendo dificultades para servir a sus clientes.


El 14 de abril, casi un mes después de la arenga de Hjertonsson en Twitter, el otro fundador actual director de la compañía, Daniel Undurraga, mostró mayor crispación en contra de la Cofece y el IFT y dejó entrever que el acuerdo entre Uber y Cornershop podría expirar.


En su tuit, Undurraga también hacía referencia a una carta de laAsociación de Emprendedores de México (ASEM)en la que denuncian una incomprensión de los modelos de las startups por parte de los reguladores; así como la falta de colaboración entre las autoridades y los largos tiempos de resolución de asuntos como las concentraciones y las inversiones, dentro de las que no sólo mencionan a Cornershop sino a otras empresas que están en el mismo proceso, como Konfío y Kavak. La ASEM propone en su carta una reducción en los plazos de resolución, así como una alianza entre la Cofece y el IFT para la realización de los análisis.


Pedro Huichalaf Roa, exsubsecretario en el regulador Subtel de Chile y experto en temas de competencia, concuerda con la carta de la ASEM en el sentido de que las autoridades no entienden el modelo de negocio de una startup como Cornershop, lo que se combina con el hecho de que una startup no cuenta con la liquidez necesaria para transitar un procedimiento legal tan largo.


"Muchos organismos antimonopólicos tratan de asimilar estas conductas de una startup digital con los negocios analógicos y creo que es un error, porque son mercados diferentes. Cualquier traba para una startup que no tiene una liquidez para soportar un procedimiento de esta envergadura, las deja con esta sensación de que no pueden avanzar y tampoco pueden generar inyecciones de recursos para hacer crecer su organización", dijo Huichalaf en entrevista.


El especialista cree que si bien Cornershop seguirá operando durante el periodo de la emergencia sanitaria y después de este, mientras existan las barreras administrativas no podrá seguir creciendo al ritmo que esperaba, más aún en medio de la emergencia sanitaria por el Covid-19.


Entre el mensaje de Hjertonsson y el inicio de la fase 2 de la emergencia sanitaria por la pandemia de Covid-19 en México pasó menos de una semana, periodo en el cual las visitas a las plataformas de entrega de productos de supermercado a domicilio creció desde 65 hasta 90%, la categoría que mostró mayor crecimiento, lo que no ha podido ser completamente aprovechado por Cornershop y su maldición sigue.


Recuperado de | https://www.eleconomista.com.mx/

26/04/20  (15:11).

4 vistas

©2020 CANACO SERVYTUR GUAYMAS.