Buscar
  • Canaco Servytur Guaymas

Gobierno debe apoyar a empresas para reducir al mínimo el desempleo: BID


La mayoría de los infectados de Covid-19 son asintomáticos. Ojalá pasara lo mismo con las economías. Pero, el desempleo es un signo de la enfermedad y el tratamiento de la pandemia, según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), pasa por préstamos y apoyo a empresas que despidan a sus trabajadores.

El BID publicó este fin de semana su informe macroeconómico Políticas para combatir la pandemia. En el documento señala cuatro prioridades en las que los países de América Latina y el Caribe deben enfocarse para enfrentar el impacto del coronavirus. La tercera es la del empleo:

  1. Reducir la posibilidad del aumento de costos

  2. Apoyar a los bancos para que ayuden a la economía

  3. Ayudar a las empresas para que mantengan a los trabajadores en nómina y escapen a la liquidación

  4. Compensar a los hogares que pierdan ingresos, especialmente a los pobres y vulnerables

Se debe “apoyar a las empresas para reducir al mínimo el aumento del desempleo, tratar de evitar la separación entre las empresas y sus empleados y las costosas quiebras y liquidaciones”, advierte el BID.

La organización financiera internacional prevé que entre el 2020 y el 2022, México podría llegar a tener una pérdida de hasta 5.3% de su Producto Interno Bruto (PIB).

Sin embargo, proyecta que las mayores pérdidas para la región durarán un año. A partir del segundo semestre del 2021 se podría detener la caída y, poco a poco, iniciar de nuevo el ascenso. El problema quizá es desde qué tan profundo habrá que escalar.

“En 2009, la región cayó en una recesión de –2%, pero el año siguiente el crecimiento se disparó hasta el 6.1%”, dice de manera alentadora. Hay muchos riesgos aún, pero con las políticas adecuadas y una buena comunicación sobre las metas “se pueden reducir los costos económicos”.

El alivio a las empresas puede brindarse de diversas formas. Por ejemplo, atrasar el pago de impuestos y el crédito subvencionado, “el cual podría perdonarse si se dispone de espacio fiscal”, pero, sobre todo, si pueden demostrar que no han despedido trabajadores.

El papel de los bancos centrales

Los bancos centrales deben hacer un esfuerzo por mantener la inflación en niveles bajos, indica el BID en su informe, pues los trabajadores que viven en pobreza son los más afectados cuando esto no ocurre.

Los hogares pobres dependen más de los salarios “que de los rendimientos de las inversiones”. Además, gastan gran parte de sus ingresos, muy pocos tienen la posibilidad de ahorrar.

A mayor inflación, mayor pérdida en el poder adquisitivo, explica el BID.

Desafortunadamente los salarios no van a la par del incremento de los precios.

Otra manera en la que pueden ayudar los bancos centrales es en la reducción de las tasas de interés. “Especialmente cuando hay una buena transmisión de esas políticas a las tasas de interés de los préstamos a los hogares y las empresas”.

Créditos a las mayores 

El BID propone dar crédito a grandes empresas. Reconoce que los trabajadores del sector informal serán los más afectados. No sólo porque podrían perder su empleo, sino porque no recibirían liquidación y es más probable que carezcan de seguro de salud.

Muchos de ellos laboran para pequeñas y medianas empresas (pymes), la cuales dependen de las ventas diarias que no se están dando. Muy pocas tienen reservas de liquidez “y es posible que tengan que despedir trabajadores”.

En general, sólo 10% de las compañías en México pueden pedir préstamos. Los sistemas financieros, apunta el BID, otorgan los créditos “a las empresas más productivas de modo que puedan crecer” y lo disminuyen “a las que tienen probabilidades de quebrar”.

A través de las cadenas de suministro, las pequeñas organizaciones están conectadas con otras más grandes, las que sí pueden obtener crédito. Tasas de interés más bajas pueden mantenerlas funcionando y así beneficiar a las menores, asegura el BID.

Sin despidos y sin subvención

Pero los créditos tampoco deben autorizarse para todas las empresas y sólo por su tamaño. En especial, apunta el BID, “si éstos están subsidiados”. Un requisito para obtenerlos es proporcionar evidencia de que hay despidos.

Otra recomendación es que los gobiernos otorguen préstamos o financiamiento parcial de los salarios para evitar despidos masivos. Estos fondos también deben estar sujetos a la misma restricción: sin despido de trabajadores.

El desafío para los mercados

emergentes, como México, destaca,“será hacerlo en cantidades suficientemente grandes para que estas políticas sean exitosas”. Otro reto será hacerlo de manera transparente, “que se refleje en las cuentas fiscales, con programas claramente dirigidos y priorizados”.

Si estas políticas no se ejecutan de la manera adecuada, según el contexto de cada región, el apoyo para liquidez se convertirá en subvención, “algo que la región no puede permitirse”, concluye el organismo.


Recuperado de |  https://factorcapitalhumano.com

14/04/20 (13:01).

0 vistas

©2020 CANACO SERVYTUR GUAYMAS.